¿Quién me ha robado mi pedazo de Democracia?