Por una verdadera refundación europea

ex

Por una verdadera refundación europea

Desde 1947, la Universidad de Chicago ajusta cada año el horario del reloj del fin del mundo. Este reloj conceptual evalúa la proximidad de la destrucción de nuestra civilización. Cuanto más se acerque a la media noche, más se aproxima el fin. A medida que pasan los años, al riesgo inicial del fin del mundo, de índole nuclear, se van añadiendo los riesgos medioambientales, el terrorismo, la proliferación de armas químicas y la ausencia
de liderazgo internacional. En 2018, el reloj marca las 23.58 horas. Todo un récord.

Para leer el artículo completo publicado en Expansión en formato PDF, pinche aquí.

 

 

 

 

Share